Lumbrales, territorio vetón

En los confines occidentales del llano castellano, próximo a la frontera con Portugal y a los mismos pies de los Arribes del Duero se encuentra la villa de Lumbrales, interesante y poco conocida localidad en la comarca salmantina del Abadengo.

Se accede a Lumbrales desde Vitigudino, por la comarcal CL-517. Mas allá de Lumbrales quedan ya pocas villas españolas. Continuando por la carretera y tomando el primer desvío a la derecha llegaríamos a Hinojosa, y de ahí a Salto de Saucelle, ya en la frontera. Continuando siempre por la comarcal CL-517 llegaríamos a La Fregeneda y a continuación nos encontraríamos con la antigua frontera con Portugal en el punto justo en el que el río Duero deja de ser la frontera natural entre ambos países para tornar a adentrase firme en las tierras lusitanas.

Queso curado de leche cruda de oveja 1300 gr

Queso curado de leche cruda de oveja de Quesería Artesanal Cynara. Tamaño mediano. Queso artesano. Producto elaborado de forma artesanal. Presentación: Queso redondo entero de un peso aproximado de 1300 gr.

Lumbrales

Es una población extensa, aunque en la actualidad poco habitada y con una media de edad muy alta. La parte mas antigua de la localidad se vertebra alrededor de la Plaza Mayor, el regato que la cruza y la iglesia parroquial. El tamaño de su iglesia y la extensión de la villa nos habla de la importancia que en otros tiempos tuvo esta localidad.

lumbrales iglesia parroquial

La plaza está jalonada por una interesante torre con reloj, antigua sede del consistorio, y a sus pies se crea el espacio necesario para el mercado, el cual se sigue celebrando en fechas señaladas.

lumbrales plaza del mercado

Existen algunas interesantes edificaciones indianas, que siempre nos cuentan los dulces regresos de los que dejaron estas tierras en pos de una aventura allende los mares.

lumbrales casa indiana

También podemos encontrar casas de piedra y calles empedradas, lo que corresponde a la arquitectura mas antigua de la zona, muy presente en otras villas mas pequeñas de la comarca, pero aquí solo conservadas entorno al núcleo medieval de la villa.

lumbrales calle empedrada

La otra columna vertebral de la localidad lo constituye la carretera comarcal. A su paso se concentran los bares, comercios y servicios en general de la villa.

lumbrales ermita

Territorio vetón

Pero mucho antes de que esto fuera frontera entre dos países, y mucho antes de que nada de lo que hoy vemos se alzara en pie, estas tierras fueron habitadas por el pueblo vetón. De origen celta, ocupó una gran extensión entre los valles del Duero y el Tajo.

Hay dos cosas que solemos conocer de los vetones, a veces sin saberlo. A Viriato, personaje histórico relevante de la época de la conquista romana de Hispania, líder del pueblo lusitano, de origen y cultura idéntica a los vetones; y a los verracos.

lumbrales verraco moderno

Los verracos son estatuas de piedra granítica que representan animales. Los mas conocido son los toros de Guisando, varias piezas muy bien conservadas que se han trasladado desde sus ubicaciones originales a una ubicación común a los pies de Gredos, en el término municipal de El Tiemblo en Ávila.

lumbrales verraco veton

Los asociamos con toros, pero en realidad pueden representar diversos animales. Su función no está clara, dado que el pueblo vetón no conocía la escritura y por tanto tenemos muy poco información sobre su forma de vida. No obstante son frecuentes en toda la zona que los vetones ocuparon y quizá por su similitud con el toro bravo, cultura tan arraigada por estos lares, todas las poblaciones que han conservado uno lo suelen tener ubicado en un lugar preeminente, seguramente diferente del que el pueblo vetón definió para su erección.

lumbrales pabellon real

Estando en la comarca del Abadengo y teniendo un mínimo interés por la arqueología, no debes dejar de visitar las verdaderas joyas del territorio vetón: el castro de Yecla la vieja y el castro de las Merchanas. Este último, con una extensión de casi 8 hectareas y con una gran parte de la antigua muralla conservada, es la mejor muestra que nos queda de este pueblo pre-romano. Tampoco debes dejar de visitar el museo del castro en Yecla de Yepes.

lumbrales museo arquologia

En Lumbrales no se conservan restos, pero está el centro de recepción del parque y existe un museo en el que entre otras muchas cosas se conservan restos arqueológicos de la época vetona y de la ocupación romana de la zona.

lumbrales estelas romanas

La huerta de Lumbrales

Los ríos quedan lejos de Lumbrales, sin embargo la población luce con orgullo su producción hortícola, totalmente ecológica y natural.

de mi pueblo a tu casa

Tomates, berenjenas, pimientos, ñoras, calabacines, pepinos, cebollas, patatas, brécol, calabazas, fréjoles, lechugas, ajos … y un sinfín de hortalizas crecen de forma profusa en la zona.

productos de pueblo

También nueces, almendras, manzanas, higos, aceitunas … y otra infinidad de frutas gustan de crecer en estas tranquilas tierras.

productos ecológicos

Es una producción totalmente natural y no existe una industria destinada a la comercialización de frutas y hortalizas. Las explotaciones son familiares y el destino de la producción de la huerta es abastecer a la familia y a los afortunados parientes y amigos que disfrutan de las épocas de excedente de producto.

alimentación natural

El truco para mantener tantas y tan buenas huertas está en la presencia de abundante agua en la capa freática, la cuál se extrae a través de los tradicionales pozos.

comida sana

Lumbrales luce con orgullo la variada y colorida producción de su huerta en un mercado que se celebra en septiembre para la exaltación de los productos hortofrutícolas de la zona.

comer de pueblo

La casa del conde

A la salida de la Plaza Mayor y junto al actual consistorio se encuentra una bonita y bien conservada casona de finales del siglo XIX. Es la Casa del Conde y es una visita recomendada por varios motivos.

img_20160918_133206

D. Ricardo Pinto da Costa Fernandes es el noble portugués al que se debe esta edificación. Fue nombrado primer Conde de Lumbrales por Alfonso XIII en 1888 por ser el promotor que consiguió la construcción del ferrocarril que une La Fuente de San Esteban y Barca d’Alba, uniendo así España con Portugal a través de la comarca del Abadengo y trayendo una época de prosperidad a Lumbrales y a toda la comarca.

img_20160918_134715

El recinto consta de dos edificaciones de épocas distintas y en el se alojan varios servicios, como el Centro de Recepción de Visitantes del territorio vetón, y un museo dividido en cuatro áreas.

img_20160918_134724

La parte que se visita de la antigua “casa de los abuelos” está ocupada por una exposición entorno al mundo de la industria de la lana.

img_20160918_134730

Paneles de información y antiguos artilugios como usos y ruecas, usados en esta industria, nos hablan de como en otra época el aprovechamiento de la lana creaba una floreciente industria local.

img_20160918_134800

También vemos productos acabados como alforjas, sacos y sobre todo las típicas mantas de lana castellana. Era costumbre que una de estas mantas formase parte del ajuar de cada nueva pareja y que en ella se tejiese el nombre de los cónyuges y el año de la boda.

img_20160918_134808

A través de las explicaciones de los paneles y observando los diferentes estados por los que pasa el proceso de tejido de la lana, y los aparatos que se usaban para transformarla, el visitante puede poner en valor una industria tradicional que ya no tiene cabida en nuestra época, pero gracias a la cual se abrigaron muchos de nuestros antepasados en los fríos inviernos de las mesetas. También nos ayudará a valorar el trabajo que hay detrás de la elaboración de una manta de lana artesanal, si tenemos la gran suerte de conservar alguna de nuestros padres o abuelos.

img_20160918_134815

img_20160918_134821

Volviendo a la historia de Lumbrales, se sabe que con motivo de la inauguración del ferrocarril, el Conde mandó construir la otra de las edificaciones, el Pabellón Real, destinado a acoger la esperada visita del Rey por el evento, la cual nunca se produjo.

img_20160918_135326

La planta baja de este pabellón permite contemplar la elaborada arquitectura y la profusa decoración típicos de la nobleza opulenta de esta época. En ella se aloja un área destinado a la exaltación del mundo taurino y se proyectan audiovisuales sobre las costumbres, música y bailes de la zona.

img_20160918_135340

La planta superior está dividida en dos zonas. En la primera se muestran restos arqueológicos de la época vetona y de la ocupación romana fundamentalmente. En la segunda zona se conserva un telar completo y sendas ruecas en perfecto estado, lo cual complementa el museo de la lana del edificio antiguo.

img_20160918_135350

Comer y dormir

En lumbrales hay variedad de alojamientos. Hay diversos establecimientos de turismo rural. También un hotel ubicado en la carretera comarcal y un hostal mas céntrico.

img_20160918_132141

Para comer formalmente podemos ir al restaurante El Rincón Charro. También es posible comer de forma mas informal en muchos de los bares de la localidad. Una buena opción es ir simplemente de cañas e ir degustando la inmensa variedad de ricos pinchos que todos los bares preparan.

Queso semicurado de leche cruda de oveja 1300 gr

Queso semicurado de leche cruda de oveja de Quesería Artesanal Cynara. Queso artesano. Producto elaborado de forma artesanal.

Es zona de carnes y sobre todo de muy buen queso. Queso de oveja curado al estilo tradicional. Son particularmente famosos los de las localidades vecinas de Hinojosa y La Fregeneda.

Para una comida sana te recomendamos comprar productos de pueblo. En nuestra tienda puedes comprar queso, comprar jamón, comprar miel, comprar aceite y muchos otros alimentos sanos, incluyendo productos ecológicos certificados. Comprar productos de pueblo es la mejor forma de consumir alimentos naturales.
Comentar es gratis, ¡déjanos tu comentario!

2 Respuestas to “Lumbrales, territorio vetón

  • La casa que se muestra no es una casa de indiano, como se indica.Es una casa de alrededor de 1923 de estilo modernista edificada por un residente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies