Puentes, barreras y progreso

No solo somos capaces de construir puentes. A veces en aras del progreso también construimos junto a ellos grandes barreras. Barreras que a veces no son tan evidentes como los puentes. En este artículo hablamos en concreto de las mini-centrales eléctricas que pueblan nuestros sistemas hídricos y lo ejemplarizamos con la que existe en el termino municipal de San Martín de Rubiales en Burgos, sobre el curso del río Duero.

Puentes

¿Os imagináis un mundo sin puentes? En nuestro mundo actual es algo realmente difícil de imaginar. En un viaje de Madrid a Salamanca suelo cruzar varias decenas de ríos y arroyos. En la mayoría de los casos la construcción está hecha de forma que no vemos el puente, y en ocasiones ni el agua. Pero están ahí y son parte fundamental de nuestro confort. ¿Te imaginas ese viaje de Madrid a Salamanca sin puentes? Las dos horas que suele durar se convertirían en … ¿dos semanas?

Desde que la humanidad es civilización, el ser humano lleva tendiendo puentes (y destruyéndolos). Un puente significa progreso y desarrollo. Simplifica la vida; atrae a las gentes viajeras, que traen la cultura y la tecnología de otras partes del mundo. En definitiva el progreso que permite el desarrollo de una comunidad.

Cuando visites un pueblo o ciudad cercano a un río, presta atención a sus puentes. La historia de estos puentes, como se crearon y destruyeron, te contarán gran parte de la historia del desarrollo y/o decadencia de ese lugar.

Puente sobre el río Duero en San Martín de Rubiales

Puente medieval sobre el río Duero en San Martín de Rubiales

Barreras

En nuestro afán de dominar la naturaleza y ponerla a nuestro servicio, el hombre no duda en construir aquello que le reporta un beneficio sin pararse a pensar que a la vez que construye un puente para si mismo, crea una barrera para otros.

barreras

Dentro de los ecosistemas acuáticos uno de los mejores ejemplos de estas barreras son las mini-centrales eléctricas, que han proliferado en demasía en el último cuarto del siglo XX y en lo que llevamos de éste. No son las únicas, casi cualquier obra de ingeniería que hacemos sobre el cauce de un río termina convirtiéndose en una barrera para los habitantes del ecosistema acuático.

presa

Para construir una mini-central no es necesario buscar un salto de agua de altura considerable. Basta con una zona en la que haya un cierto desnivel natural. La ingeniería se asegurará de extraer toda la energía posible del cauce del río, concentrando el agua en un punto y desatando allí toda su fuerza.

cauce

Esto exige modificar la forma del río. Hay que crear una presa anterior a la mini-central. La presa nos creará un pequeño embalse de agua tras ella y nos asegurará la disponibilidad de un volumen de agua constante.

agua embalsada

También es necesario construir una acometida de agua que lleve el cauce que se necesite a la mini-central. Agua que se devolverá al cauce principal unos metros mas adelante, una vez que se haya generado electricidad a partir de su energía potencial.

acometida de agua

Finalmente también habrá que construir un aliviadero, pues en caso de riadas o de lluvias abundantes, la mini-central podría no llegar a consumir todo el volumen de agua disponible y en pos de la duración de nuestra obra de ingeniería, nos interesa una “naturaleza controlada”.

aliviadero

El conjunto crea una enorme barrera en el río y en el ecosistema acuático. Donde originalmente había un continuo, se crea un arriba y un abajo; un antes y un después.

Las consecuencias para el ecosistema son varias, a veces funestas.

Cambia el cauce natural del río. Se eliminan zonas de corrientes y se crean zonas de aguas paradas y embalsadas donde antes no las había. Flora y fauna deben adaptarse a estas nuevas circunstancias.

Cambia el régimen de agua. Al eliminar corrientes empobrecemos el oxígeno disuelto en el agua. Las crecidas ya no limpian los fondos del río. Estos se colmatan y comienza a proliferar vegetación subacuática que no existiría con un caudal natural. Cambiar la estructura del fondo de un río y la vegetación tiene un impacto enorme en los animales que habitarán ese ecosistema. Cambiarán los invertebrados que se reproducen en sus fondos y hasta los peces que lo habitan.

Muchas veces estos cambios, repentinos e inesperados para los habitantes del ecosistema, acaban creando una zona de río muerta por debajo de la mini-central. Y en el mejor de los casos, se crea una barrera entre dos partes del río impidiendo el normal intercambio de biomasa y creando una discontinuidad en el ecosistema acuático.

En el mejor de los casos la única licencia que se permiten es la construcción de una escala de peces, que en teoría permite la subida y baja de individuos entre las dos zonas. Pero no nos engañemos: muchas especies no tienen la fuerza ni el instinto para vencer una escala de este tipo. Y de las especies que si lo tienen muy pocos individuos llegan realmente a lograrlo.

escala para peces

A pesar de ello, debería ser un elemento imprescindible en toda mini-central, que está presente en muchas menos mini-centrales de las que deseamos.

Progreso

Solemos aducir que el progreso de la raza humana sabemos que tiene un coste y que el fin justifica los medios. Que hay un bien mayor en pos del cual los pequeños crímenes cometidos quedan condonados.

mini central

Pero, ¿realmente una mini-central genera un beneficio para el ser humano mayor que el daño que causa al medio natural? Los que ponemos en valor los ecosistemas acuáticos creemos que NO.

Entendemos que la creación de una mini-central es desde el punto de vista político una oportunidad. Se mueve bastante dinero para lo que suele ser un presupuesto municipal y durante un tiempo se genera empleo. La población y la clase política local sale beneficiada. El gasto se disfraza de inversión y la electricidad generada para su consumo local será el retorno de la misma.

Sin embargo, ¿habría problemas de suministro de energía eléctrica o sería esta mas cara para los consumidores si no existiese la mini-central? La respuesta es NO en la gran mayoría de las decenas de mini-centrales que se han construido en las últimas décadas.

España tiene un potencial hidroeléctrico importante. Siendo la principal fuente de energía de tipo renovable, el uso que realmente le damos a nuestras centrales hidroeléctricas es el de regular la producción en los momentos pico y valle (una central hidroelectrica tiene la ventaja de que puede producir o consumir electricidad con tan solo invertir el flujo de las turbinas). Es decir, en vez de producir la energía con una fuente renovable, fomentamos la existencia de centrales térmicas y nucleares, y como no podemos cambiar el régimen de producción de éstas de un instante para otro, hacemos que los saltos de agua eliminen de la red la energía eléctrica que sobra y no se consume.

Con este panorama, ¿que cambia realmente producir unos pocos cientos de kilovatios frente al desaprovechamiento que hacemos en centrales como Aldadávila, que puede producir mas de mil megavatios? La creación de una nueva mini-central no disminuye la producción realizada con combustibles fósiles ni con energía nuclear. No modifica los precios ni siquiera a escala local.

Y sin embargo tiene un efecto severo y a largo plazo para los ecosistemas acuáticos.

Construyamos mas puentes, pero no mas barreras y convenzámonos de que nuestro progreso no puede ser a costa de la destrucción de otras especies, pues ellas y nosotros no somos mas que pequeñas piezas de un sistema muy grande llamado Tierra que a pesar de nuestra prepotencia estamos muy lejos de poder gobernar.

world-549425_640

Comentar es gratis, ¡déjanos tu comentario!
Para una comida sana te recomendamos comprar productos de pueblo. En nuestra tienda puedes comprar queso, comprar jamón, comprar miel, comprar aceite y muchos otros alimentos sanos, incluyendo productos ecológicos certificados. Comprar productos de pueblo es la mejor forma de consumir alimentos naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

De mi pueblo a tu casa te informa que los datos de caracter personal que nos proporciones serán tratados por Carlos Cid (NIF 09.318.605-V) como responsable de esta web. La finalidad de estos datos es gestionar la moderación de comentarios.

Como usuario de nuestra web te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Hostalia (proveedor de hosting de De mi pueblo a tu casa) dentro de la UE. Ver la política de privacidad de Hostalia.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, portabilidad, rectificación, cancelación, oposición, olvido, supresión o limitación de tratamiento de tus datos en info@demipuebloatucasa.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web: demipuebloatucasa.es así como consultar nuestra política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies